¡Me estoy quedando calva!

Todas las mamás en algún momento de su posparto experimentan la caída -a veces masiva- de cabello que puede llegar a puntos alarmantes y es la razón de infinidad de consultas dermatológicas y preguntas entre los grupos de mamás.

Pero ¿Qué pasa? ¿Por qué sucede esto?

La respuesta está en el cambio hormonal, las hormonas son las protagonistas a lo largo del periodo gestacional y en el posparto y lactancia no son la excepción.
Varias hormonas, como el estrógeno, la progesterona, la oxitocina y la prolactina, aumentan significativamente durante el embarazo. Sin embargo, esos niveles de hormonas, incluidos el estrógeno y la progesterona, que desempeñan un papel en el crecimiento y la caída del cabello, disminuyen drásticamente poco después del nacimiento. Éste cambio es perfectamente normal y está en función de los procesos que se van experimentando para seguir nutriendo a nuestro bebé después de nacer como es el caso de la lactancia materna. Si alguna vez has entrado en crisis por ver un puño de cabello en tus manos después de cepillarte, o una cantidad exagerada de cabello en la bañera te tengo buenas noticias: ¡es temporal! y además tienes cabello nuevo.

Tus hormonas eventualmente se regularán y el cabello dejará de caerse en esas cantidades, pero mientras eso sucede te proponemos las siguientes recomendaciones:

• Mantener un estado de salud óptimo es tu prioridad / come y bebe lo necesario, prioriza tu descanso, disfruta el proceso y dale oportunidad a tu cuerpo de ir encontrando el equilibrio

• Si lo crees necesario puedes solicitar una revisión médica para evaluar la necesidad de suplementarte, las vitaminas y minerales son parte de la jugada no los dejes fuera

• Utiliza cosmética capilar no abrasiva, elige productos naturales que mantengan tu cuero cabelludo sano. Cepilla y masajea, si aunque se caiga el cabello.

• Si quieres estilizar tu cabello elige productos amables, no tóxicos o que se acumulen en la hebra del cabello, los geles acuosos en vez de sprays, tenazas y planchas lo menos posible.

• Diseñate peinados creativos, utiliza bandanas, clips, broches, trénzate el cabello, lo que te haga sentir mejor y ayude a aminorar visualmente esos espacios calvos.

Esto también pasará, mientras tanto ponte creativa y compártenos tus tips en los comentarios.